miércoles, 27 de noviembre de 2019

Spiuk – un final anunciado pero no deseado

Quería dedicar esta entrada de mi blog al final de mi relación de quien fue la primera marca en ayudarme desde que comencé en el triatlón: Spiuk. Quizá desde mi experiencia en el trato con una marca sirva para entender al resto cómo funcionan las cosas.

Desde el 2011, año en el que hice mi primer triatlón olímpico me gustaba esta marca, seguramente el hecho de ser una marca española y tener un casco aero que gustaba ayudó mucho. En el 2014 me decido a inscribirme a la Titán Desert 2015 y darle una apariencia un poco más formal comprando un dominio www.deceroamaraton.com . Sin embargo, la Titán no iba a ser barata y yo quería seguir dedicado al triatlón, ya había hecho un Ironman y mejoraba mis marcas año tras año, así que me decidí a escribir a Spiuk.

Siempre he creído que esto de los patrocinios se basan en algo tan sencillo como yo te doy material o ayudas económicas porque eso me viene bien para ayudarme a vender. Si tú ganas carreras pero no tienes impacto mediático no eres patrocinable, en cambio si eres un gran relaciones públicas ayudarás a vender. Está claro que cuando eres un ganador todos se fijan en lo que llevas y eso ayuda a vender.

En mi caso no soy un ganador ni tengo tirón mediático. ¿Cómo conseguir que una marca te haga caso? Aportando argumentos de venta. En mi caso al ser ingeniero el camino era obvio, vamos a aportar a Spiuk algo especial, vamos a hacer un anális técnico de su material y publicarlo en el blog con el empuje de la Titán como gancho.

¿Qué hice? Propuse comparar dos productos entre sí (casco Spiuk Aizea y Dharma) desde un punto de vista técnico (peso, área frontal, forma) y acudí a un velódromo y a la carretera abierta para hacer un estudio de reducción aerodinámica y una medición de temperatura. El objetivo era claro, compra el casco Dharma porque mejora tu resistencia aerodinámica hasta en un 8%.

¿Cumplí el objetivo? Yo entiendo que sí, estas entradas en un blog tan técnico han superado las 10,000 visitas únicas, es argumentable que si te estás pensando en comprar ese casco y ves un estudio como este te sea más fácil decantarte por esta opción.
Una vez metidos en esto y con muchos agradecimientos por parte de Spiuk ellos deben de pensar que ha funcionado y me piden que sea probador de su material, algo que se materializa a final de 2015 con un mono y con la serie Profit. Me suministran el material de test y hago mis comentarios, hay cosas que son un gran avance y cosas que flojean. Me indican que cuando estén disponibles comercialmente que haga alguna entrada.
De hecho en 2016 compito con un mono sin mangas de Spiuk y de nuevo mejoro resultados, entrando en top 5%. Además, en el 2016 me piden que escriba una serie de artículos técnicos para que aparezcan en la web de Spiuk.

Aquí es cuando la cosa se empieza a torcer, la idea es que esté la serie completa para verano de 2016 con los artículos que en total serían unos 20. En mi caso soy muy concienzudo y les dedico aproximadamente 10 horas a cada uno, se harían sin coste para Spiuk a cambio de seguir siendo probador y de tener el material suyo disponible para mis necesidades. Ahí es cuando entran las Spiuk Trivium-C.

En septiembre de 2016 empiezo a probar la serie Profit de verano y a final del año sale la página web nueva sin los artículos. En 2017 sin embargo me apoyan con unas zapas nuevas Spiuk RC para que haga un artículo sobre ellas y las teste, son las primeras que hacen con BOA y están interesados en ver experiencias. Las pruebo durante la preparación del IM Barcelona 2017 y publico un nuevo artículo con fotos.

A partir de ese momento la comunicación con Spiuk se va haciendo palpablemente más extraña, entiendo que tanto la nueva web como este hecho obedece más a una nueva orientación comercial de la empresa y del mundo en el que nos movemos.
Sin lugar a dudas no es Spiuk quien ha cambiado sino que el mundo ha cambiado, Facebook ya no es lo que era, los blogs están muertos y el futuro es aún más inmediato, es de consumo fácil. ¿Quién reina? Reina Instagram, reina la imagen, la foto y el comentario al pie. Reina lo bien que queda y da igual si funciona o no, eso lo dejamos para los “PRO”. Yo sencillamente me he hecho viejo y poco comercial.

A comienzos de este año, 2019, hago un último intento, voy tratar de convertir su casco Aizea en algo aún mejor, se me ocurren un par de modificaciones, las pruebo en el velódromo y veo que son más rápidas. Quizá ya no sea capaz de movilizar una compra pero trataré de aportar ideas para mejorar. Sin embargo no es su camino.
Me llegan varias veces ofertas para probar su material pero ninguna se materializa. Voy enviando fotos de su material en competición por si le quieren dar uso en las redes sociales y les etiqueto en las mismas. Poco a poco me voy dando cuenta de que ya se ha acabado, no intereso.

Soy yo quien no ha entendido que Spiuk pasa de mí, no soy rentable y es una pena. Ha sido mi mejor año y incluso viniendo de una rotura de brazo que me tuvo parado dos meses. Subí al podio de GGEE en Sevilla, fui tercero del Campeonato de Madrid de Media distancia, el 21 del Campeonato de España de Larga y terminé el Ironman de Barcelona en 8 horas 49, haciendo entre los 80 primeros incluyendo los PRO de los 3000 inscritos.

Como ya he dicho antes esto se basa en rentabilidad y en vender y yo ya no les ayudo a vender. De nada sirven las 100,000 visitas a mis páginas en las que aparece Spiuk.
Sin embargo, al contrario de lo que se pudiera pensar, no guardo ningún rencor, sólo puedo mostrarme agradecido por el esfuerzo hecho por su parte al suministrarme material y haber creído en mí. Personalmente es un recuerdo muy bonito y lo recuerdo con especial ilusión. Tanto es así que si me volvieran a considerar interesante de cabeza volvería.

Por mi parte, de aquí al verano 2020 no quiero pensar en otras opciones, estoy centrado en trabajar duro y cambiar demasiadas cosas para poder seguir compitiendo y darle años a mi vida de deportista.

¡Hasta siempre!

viernes, 13 de septiembre de 2019

La nutrición durante un Ironman.


Con el objetivo de conseguir en el Ironman de Barcelona mi ansiado “slot” para ir al Campeonato del Mundo de Ironman 2020 me gustaría hablar de la estrategia de nutrición. Si lo que queréis es ir a lo fácil y saltaros el rollo pseudocientífico en los últimos párrafos hablo de mis recomendaciones.

Como los que me conocéis ya sabéis, no soy un portento físico que destaque en alguna de las tres disciplinas del triatlón, no soy capaz de bajar de los 6 minutos en 400 metros nadando, difícilmente bajo de 40 minutos en un 10,000 corriendo o mi potencia en la bici está rozando los 4 w/kg en una hora. Es decir, no soy rápido.

Sin embargo, soy un triatleta decente en Media y Larga Distancia, digo decente porque dudo que esté entre los 100 mejores triatletas de Media en España. Y creo, estoy convencido de hecho, que la clave no es la constancia o la capacidad de sufrimiento sino llevar una buena estrategia de nutrición en carrera.




La nutrición en eventos de media y larga duración es clave para obtener un buen resultado ya que nuestras reservas se agotan y sucede la temida pájara. Así que antes de entrar en materia hablaré un poco de cómo funciona el cuerpo de forma muy sencilla. Supongo que quien sepa de esto se echará las manos a la cabeza pero no deja de ser una “regla de tres” o “cuenta de la vieja”.

El “combustible” de nuestros músculos
Para movernos usamos nuestros músculos y para que estos se muevan necesitan su gasolina así que en estos se produce la combustión. Así a lo bruto podemos decir que quemamos (u oxidamos) hidratos de carbono y grasas, la glicólisis y la lipólisis respectivamente.


Las grasas tienen un mecanismo de oxidación más lento que los hidratos así que en ejercicios de baja intensidad (como caminar) consumiremos principalmente grasas y aumentará el consumo de hidratos a medida que aumenta la carga. Pero, ¿es fija la cantidad de grasa que quemamos? No, a medida que aumentamos la intensidad aumentamos también el consumo de grasas hasta un pico en el que el cuerpo prioriza el consumo de hidratos y disminuye la cantidad de grasas que quemamos a más alta intensidad.

¿Y para lo que nos afecta? Sin duda en los ejercicios que van desde las 4 a las 10 horas hay una obtención de energía de ambas fuentes, así quemamos grasas pero también muchos hidratos. Un caso típico es estar entre las 800 y 1000 kCal/hora o mejor aún entre 10 y 12 kCal/h kg de peso corporal.

En cuanto a la energía obtenida podemos hablar de 900 kCal/100 gramos en grasas y unos 400 kCal/100 gramos en hidratos (glucógeno, glucosa, azúcares en general). Sin embargo, como ocurre en nuestro coche, una gran parte de esa energía se pierde en forma de calor, lo habitual es hablar de un rendimiento del 20-25%, es decir, que de cada 100 kCal que quemamos sólo obtenemos 20 de energía, por eso mismo a medida que aumentamos la intensidad del ejercicio pasamos más calor.

¿De dónde viene este combustible?
Básicamente viene de tres fuentes -de nuevo hablando muy a lo bruto- las grasas que tenemos en nuestro cuerpo, el glucógeno almacenado en los músculos e hígado y el que obtenemos de forma exógena (comiendo y entrando en el torrente sanguíneo).
Así, para lo que nos compete ahora, estamos hablando de más o menos repartir a partes iguales nuestras fuentes de energía. Por ejemplo en un deportista con una buena condición física de unos 78 kg de peso encontramos las siguientes reservas de energía:
-         
             -Grasas: con un 15% de porcentaje de grasas más o menos hablamos de 12 kg de grasas, lo que serían unas fuentes de energía “infinitas”, más de 100,000 kCal.
-                -Glucógeno en los músculos: el músculo almacena aproximadamente un 1% de su peso de hidratos en forma de glucógeno. Estimando entre un 50 y un 55% de masa muscular hablamos de 400 a 450 gramos que son 2,000 kCal.
-                 -Glucógeno en el hígado: el hígado puede almacenar el 10% de su peso en glucógeno lo que para 1,5 kg de hígado son 150 gramos, aproximadamente 650 kCal.

Además, para conservar nuestras reservas podemos aportar hidratos de forma más o menos continuada comiendo. Sin embargo, a medida que aumenta la intensidad del ejercicio el cuerpo se centra más en movernos que en la digestión, es más, cuanto más movimiento haya se dificulta aún más.

Dado que el objetivo es conseguir que el cuerpo absorba el máximo posible de hidratos lo más sencillo es aportar hidratos de carbono en la forma más pura posible y digerible, así llegará antes a la sangre y a los músculos.

Por lo tanto, sabiendo nuestras reservas, lo que aportamos comiendo y lo que quemamos de grasas podemos averiguar cuánto sería nuestro tope en kCal/hora. O lo podemos hacer al revés, sabemos el tiempo que vamos a necesitar, nuestro consumo calórico por hora, nuestra eficiencia y podemos establecer nuestro plan de nutrición.

Por ejemplo, unas 7500 – 8000 kCal/h para 9 horas de IM son 850 kCal/h:
-          
         - 2500 de reservas de glucógeno
-          - 2700 obtenido de grasas, un ratio razonable de 5 kCal/minuto.

Es decir, entre 2500 y 3000 kCal obtenido de ingestión, a unas 285 – 330 kCal/h.

¿Son todos los hidratos iguales?

No, obviamente no. Bajo la composición de los hidratos de carbono hablamos de la glucosa y la fructosa y sus compuestos. Por ejemplo el azúcar común está formado de glucosa y fructosa.


Así, de nuevo a lo bruto, la glucosa es de digestión o asimilación “rápida” ya que la absorbemos fácilmente y va al torrente sanguíneo, en cambio la fructosa es más “lenta” porque tiene que pasar primero por el hígado y dificulta el metabolismo de las grasas. También está la celulosa, que está compuesta de glucosa pero nuestro cuerpo no puede digerirla siendo ésta uno de los componentes de la “fibra”.

Además, a nivel más grande, cuando hablamos de comida en sí y de la función de la digestión, el tiempo de asimilación depende de la forma en la que se presenta. No es lo mismo una bebida isotónica con azúcares disueltos que un trozo de manzana que primero hay que masticar y luego digerir en el estómago e intestinos. De esta forma hablaremos del índice glucémico (IG) para definir el tiempo que tarda en llegar la glucosa a la sangre desde que tomamos el alimento.

De esta forma, si a la glucosa en estado líquido le asignamos el valor de 100, la sacarosa o azúcar tiene el valor de 68 y el de la fructosa el valor de 19. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la presentación importa, así que unas zanahoria hervida será más “rápida” o con un valor IG más alto que en estado crudo o que un zumo de naranja será un 20% más rápido que comerte una naranja, al igual que una manzana tiene un IG más bajo.




Es importante hablar de la presencia de la fibra. Un clásico es pensar que es “más sano” o “natural” recurrir a productos que son puramente hidratos como pueden ser los dátiles o las pasas. Los dátiles contienen 56 gramos de hidratos y 6 de fibra cada 100 gramos, con 224 kCal. De esta forma si para un IM tenemos que tomar unas 300 kCal/hora estaremos en más de 8 gramos de fibra por hora. Lo habitual es estar en 15 gramos por día así que con 64 de fibra lo más seguro es que no acabemos ni la bici.



Poco a poco vamos viendo hacia dónde vamos y el porqué de las cosas. Así unas chucherías compuestas de jarabe de fructosa son “peores” que algo compuesto puramente de glucosa. Por lo tanto no hagáis uso de las mismas para competir, no ni mucho menos tan efectivas como los productos específicos y pueden acarrear problemas gástricos.

Por último nos quedarían los elementos de ensayo y error allí donde los resultados son más experimentales que fisiológicos. Al parecer los deportistas tienen dificultades de asimilar más de 30-60 gramos de glucosa por hora y que lo mejor es hablar de una combinación hidratos de cadena corta como la glucosa y la fructosa junto con la maltodextrina, como puede ser saturar el camino de la glucosa con glucosa y maltodextrina llegando a 60 gramos y hasta 30 más por el camino de la fructosa.

Esto en términos generales ya que hay deportistas que llegan a más sin experimentar problemas estomacales. No hay que olvidar que todo es entrenable en un deportista y la nutrición es sin duda el cuarto segmento.

¿Y “el resto”? ¿dónde va la cafeína? ¿y la taurina?
La cafeína ayuda en el proceso de la lipólisis con lo cual favorece la obtención de más energía de las grasas. Además aumenta el flujo de oxígeno en la sangre y sube la frecuencia cardíaca. Es por eso que el aporte de la cafeína de forma controlada mejora el rendimiento.



Sin embargo hay que tener cuidado con la cafeína ya que puede provocar deshidratación y pérdida de electrolitos. Esto hace que también se corra el riesgo de problemas estomacales ya que la cafeína aumenta la secreción de jugos gástricos.
La taurina ayuda en el proceso digestivo ya que ayuda a la secreción de bilis, sin embargo su mejor propiedad es que actúa aumentando los efectos beneficiosos de la cafeína, por eso mismo suelen ir combinados.

¿Y los problemas estomacales?


Los problemas estomacales suelen venir por la excesiva concentración de hidratos en el sistema digestivo. Esto generalmente es por la falta de asimilación de los mismos.
-         
          - El exceso de aporte de hidratos suele ser una práctica habitual. Queremos garantizarnos que no tendremos una pájara y nos excedemos.
          -  La falta de agua hace que nuestro cuerpo no pueda asimilar más, no podemos vaciar nuestro estómago y la concentración es muy elevada. Si a esto le unimos la deshidratación que dificulta el transporte en la sangre hacemos que el cuerpo quiera expulsar lo que le está causando un malestar.
          - Lo cerca que estemos de nuestro umbral funcional, si estamos muy cerca de nuestro umbral funcional el cuerpo no querrá “invertir” energía en la digestión, haciendo que se cierre el camino de la nutrición. Así en eventos de corta duración la asimilación de hidratos será mucho más bajo que si estuviéramos sentados.
-          La dificultad de digestión en la presentación, cuando el cuerpo tiene que “disolver” grandes trozos, con presencia de fibra, etc. se dificulta la descomposición.
-          El movimiento de los órganos internos ya que al correr producimos un movimiento vertical que dificulta

Por eso mismo es recomendable el uso de la cafeína en dosis moderadas (combinando geles con cafeína con otros sin) y con gran aporte de agua.
Una norma básica experimental es establecer como límite superior las 300 kCal/litro a efectos de hidratación, lo que equivaldría a 1 litro por hora en condiciones normales y si las condiciones ambientales son más severas aumentar el consumo de agua para compensar. En algunos casos sería recomendable incluso el aporte de sales minerales.

¿En qué presentaciones?
Lo primero es que mi recomendación es no recurrir a lo que nos da la organización, es una carrera muy larga y no podemos confiar en los avituallamientos. A veces se han acabado, otras veces son de sabores que pueden no gustarnos o sentarnos mal y otras recurren a combinaciones nada favorables para nuestro rendimiento. Siempre llevo mis propios geles/barritas para competir al igual que llevo mi bici o mis gafas de natación.


Previo a la competición es bastante habitual un gel con cafeína ya que es algo rápido, digerible, dulzón para contrarrestar el sabor del agua de mar y al no estar previsto nada más durante el parcial de la natación facilitamos la asimilación de grasas. También ayuda a subir el pulso a los que más les cuesta arrancar en la larga distancia y por último se convierte en un “ritual” para muchos.

En este caso los geles con agua como los HGel conCafeína son los perfectos, ocupan poco en el neopreno, son muy líquidos incluso más que los geles evitando la sensación de boca pastosa y llevan cafeína.



En el sector ciclista, donde el pulso es más bajo que la carrera a pie, donde el estómago no está en continuo movimiento y donde podemos beber más fácilmente es donde se puede ir manteniendo nuestra reserva de glucógeno. Además, con el fin de evitar la sensación de hartazgo en la carrera a pie es interesante optar por soluciones más sólidas.

Las barritas tradicionalmente  cumplían bien su función, pero aportan nutrientes que tal vez no queramos o que no aporten nada energéticamente y que sobrecarguen nuestro sistema digestivo o circulatorio. A mí se me hacían muy poco asimilables y que aportaban poca energía instantánea ya que suelen tener frutos secos. Hay otras alternativas que últimamente he estado probando que me convencen más como son las barritas tipo gominola blanda.
-         
        - Stimulred Gummy es una barrita de 25 gramos y 92 kCal, con cafeína y taurina. Es una presentación muy densa en hidratos (la más densa de todos) y con un sabor a frutos rojos combinado con el de la cafeína que no es excesivamente dulce.
          -  Higum bars son barritas como las anteriores pero sin cafeína, sabor más dulce similar a gominolas. Son también de 25 gramos pero sólo 77 kCal, lo que hace que tengamos que aumentar la cantidad. Sus hidratos provienen en más de la mitad de pulpa de fruta y tiene de sabores la fresa y la pera.
-        -  Los geles, como los geles con taurina y gelescon guaraná de Nutrisport con 104 kCal son fundamentales en el ejercicio de larga distancia ya que acompañan hidratos de cadenas más largas para poder aumentar la asimilación hasta las 300 kCal.

Por ello, si en la bici queremos intentar maximizar la absorción calórica lo mejor es realizar una combinación, por ejemplo uno de cada cada cada hora. De esta forma para un parcial de bici de unas 4 horas y media necesitaríamos al menos 5 barritas de un tipo (para compensar la de la natación nada más empezar), 5 barritas del otro y 5 geles. Mi truco es o nadar ya con ello bajo el neopreno o tenerlo ya empaquetado dentro del casco.

Eso sí, hablamos de unos 500 gramos en total que vamos a transportar para lo que recomiendo llevarlos en el maillot o el mono y no en el cuadro abultando y generando pérdidas aerodinámicas.



Para la carrera a pie, nada como los geles que ya hemos comentado o los HGel o incluso otras opciones como las Vegan Energy Gels. En este caso todo al mono y siempre me llevo una botella de cada avituallamiento. En el caso de que no den botellas sino otras opciones he optado por llevar un bidón en la mano, cuando llego al avituallamiento lo llevo ya abierto y vierto el vaso dentro, luego le pongo el tapón mientras corro.

¿por qué Nutrisport?
Desde el comienzo en el deporte de resistencia he usado Nutrisport y ya llevo 7 años con esto, así que por algo será. Para mí Nutrisport entra desde que busco algo que no sea “la parada en la gasolinera cuando te da el bajón”, yo buscaba algo que fuera más “sano”. A partir de ahí me empecé a interesar por la nutrición y tras mi gran batacazo en Ecotrimad de 2012 lo tuve claro, tenía que investigar para evitar las pájaras.

Nutrisport para mí aporta una gran variedad de soluciones incluso con opciones veganas pero la clave está en la combinación de hidratos en los geles. Esa dosificación que pocos tienen hace que estén un paso por encima de una sencilla golosina o de otros fabricantes.





Finalmente, la innovación permanente ha conseguido incluso que cambie mi mentalidad y me lance a usar en la bicicleta alternativas respecto a los geles como han sido las barritas de gominola como Stimulred Gummy o las Higum bars.







martes, 9 de julio de 2019

Campeonato de España de Larga Distancia 2019. Salamanca

Más tarde que nunca subo las fotos del pasado Campeonato de España de LD. Primera vez que corría en élite y sabiendo que ese no era realmente mi sitio. Bueno ya sabéis que a mí me encanta poder ayudar a quien me lo pide y para @marlinstriatlonmadrid era muy importante tratar de puntuar por equipos en élite, así que supieron convencerme rápido. Tenía ya previsto desde hacía tiempo en mi planificación la posibilidad de hacer el Campeonato pero en grupos de edad, que por cierto habría sido el campeón de España que eso siempre suena bien.

En fin, desde Ecotrimad no conseguía levantar la cabeza, corrí con un resfriado a cuestas y eso me tuvo bastante tocado la semana siguiente no pudiendo recuperar bien y encima el fin de semana que me fui de viaje con las niñas acabé contagiándome de un virus de la barriga de una de ellas. Comencé bastante débil la semana clave y ya el miércoles, día de mi cumpleaños, ni siquiera probé mi tarta, de hecho no cené. Ya fui arrastrándome a base de Acquarius, el viernes no fui ni a trabajar y finalmente el sábado conseguí llegar a Salamanca sin tener claro si iba a poder participar.

Por la mañana conseguí levantarme después de haber dormido en un motelucho donde se quedaban también las de una despedida de soltera, por suerte no dieron mucho la lata, eso sí, descubrí con horror que mi Garmin Edge estaba sin batería. Allá que me planté en la salida sin la posibilidad de usar neopreno, me puse en una prudente segunda fila en la salida pero por el centro. Otro error de colocación como en Ecotrimad. Aquello fue la guerra, jamás había hecho tantos metros a base de palos, hasta que llegué al segundo giro, unos 800m no conseguí hacerme un hueco y nadar bien, entonces fue cuando me di cuenta de que no estaba nadando bien, iba con otro Marlins (Trainor) que en Ecotrimad había nadado más rápido que yo pero yo suponía que debía de salir por delante.

En la segunda vuelta de la natación me dejé ir un poco para hacer algún que otro pis, algo que me hizo perder el grupo en el que estaba y nadar en solitario. Salieron 3200m perdiendo más de un minuto con Trainor y una minutada con la cabeza, salí el 49 de todos los élite. Un desastre porque tendría que haber nadado unos dos a tres minutos más rápido que me hubiera puesto el 34 pero sobre todo me hubiera hecho entrar en el top-20 que era mi objetivo.

Una transición relativamente torpe donde no acierto a encontrar mi bolsa rápidamente, estreno el casco Louis Garneau P-09 y me pongo fatal las gafas y pierdo otro puesto. Salgo a fuego y veo que en el Garmin Forerunner voy a unos 340w hasta el final de las urbanizaciones mientras voy pasando a la gente sin pensarlo mucho. Eso me hace repensar y mantener un ritmo más bajo, este Garmin cuando voy acoplado pierde datos de potencia y da valores inferiores así que me concentro a ir por sensaciones.

Veo que Antonio Pajuelo @pajuelolazaro, que nada bastante mejor que yo, está parado en una curva y temo por su retirada ya que eso daría al traste con nuestra clasificación por equipos. Sigo tirando y unos 10 minutos después adelanto a Trainor ( @txomin27 ) antes de llegar al punto más alto del recorrido. No me lo pienso y arranco con un poco más de fuerza en la bajada y adelantando a gente como un loco, compartimos el circuito con los del Half y seguramente los habrá que vayan bastante lentos.

Al final de la primera vuelta me cruzo con una moto que va tirando de Pedro Ándujar, sí literalmente tirando porque va a unos 5 metros cuando me pasan cuando voy a adelantar a una ciclista. La moto se mete por el carril contrario cuando tengo frenar en seco para no chocarme, me cabrea el gesto por su peligrosidad ya que una caída a más de 50 no tiene mucha gracia. Decido dejarle metros y no volver a pasarle en la bajada, no es mi guerra.

En la segunda vuelta se me engancha a una distancia prudencial Sergio Tejero que acabará perdiendo el ritmo y se le irán más de 7 minutos en la siguiente vuelta. Termino la segunda vuelta y veo que estoy casi a 39 km/h, me acuerdo de Yago y de su previsión pero sé que será difícil de cumplir, estoy demasiado débil y no he comido lo suficiente.

Yo sigo a mi ritmo y voy recuperando puestos poco a poco, al final de la segunda vuelta me cantan que estoy cerca de un grupo así que decido apretar en la subida que es donde les cazo para no darles oportunidad a seguirme, son 5 que van demasiado cerca entre ellos pero paso de pelearme. Cuando adelanto a Alberto Bravo @salamancainef aprovecho para darle ánimos ya que esta es “su carrera”, el día que vuelve a su tierra y debe de estar muy motivado. La verdad es que cuando consiga sacar su verdadero potencial en la bici será un triatleta temible. Más adelante me encuentro con Pakillo Fdez-Cortes que va literalmente fundido, va sin acoplarse y medio zombi.

Quedan ya sólo 20km de vuelta en la bici que los aprovecho para disfrutar y seguir bebiendo isotónico, creo que en total cayeron 8 bidones y 3 botellas de agua. Marco incluso un tramo de más de 5 km a 50 km/h y me da tiempo para acordarme a quitarme los zapatos antes de bajarme. No lo sabía en ese momento y pero hice el tercer mejor parcial de todo el Campeonato cuando contaba con hacer top-10.

Hago una transición rápida, me coloco la gorra y salgo a correr concienciado de acabar y punto, creo que tengo margen de sobra para acabar un 25% más lento que la cabeza y eso implica bajar de 7 horas según mi cálculo. Decido que me voy a parar en todos los avituallamientos y me voy a hinchar a beber agua, a tirarme agua por encima, meterme esponjas en el mono y a cargar con una botella de agua conmigo como mínimo. Como veo que dan botellas sin tapón decido llevarme conmigo un par de tapones para ir a cerrando las botellas y poder cargarlas. También me aseguro de empezar a tomar geles de @Nutrisport porque prefiero jugármela a tener problemas de estómago que petar.

Noto que voy a buen ritmo en la primera vuelta aunque hay tramos por el carril bici al abandonar el río que se convierten en un infierno, llega el viento cálido y pega de lado. Voy viendo como pierdo puestos y voy tratando de saber en qué posición voy pero hay un lazo en el que se me pierde la gente ya que no es de ida y vuelta. Me cruzo con Alberto un par de veces y le animo a cazarme pero no está teniendo el ritmo que yo me esperaba y tarda bastante en cazarme, creo que es a mitad de la segunda vuelta justo en el avituallamiento donde me caza. Charlamos unos segundos y le animo a empujar, me da la sensación de que puedo ir a su ritmo pero prefiero no jugármela y sigo al trote.

Llegando al final de la segunda vuelta me cruzo con Antonio, le he sacado unos 40 minutos en la bici, seguramente otros 10 minutos en la primera vuelta a pie y tiene pinta de ir frito, le veo amagar con retirarse al césped donde están los Marlins y me da la sensación de que Trainor también ha debido de retirarse, no me cruzo con él en ningún punto y creo que Antonio no se retiraría si Jaime siguiera en carrera. En ese momento entro en el modo aguantar al trote con intención de no dañarme muscularmente, el objetivo de la carrera está perdido y ya todo igual. Paso de ir a 4’45 contando las paradas, más o menos a 4’35”, para irme hasta los 5’ e incluso 5’10”, perdí dos puestos tontamente cuando podría haber acabado en el top-20. Entro en meta sacándome las esponjas y satisfecho con haber acabado.

Finalmente, me paro a saludar en la meta y me siento sorprendido de que algunos ya me conozcan.

Mi viaje de vuelta lo paso haciendo números con el resultado, a todos nos salían 200m más de natación, 4 km más de bici y unos 3 km y pico más de carrera. Con esos números más o menos estaré donde estaba en el 2017 pero con todo el verano por delante para recortar los tiempos y teniendo en cuenta que hice la carrera con un vacío bastante grande.

La palabra quizá es satisfecho y agradecido a todos los que me han acompañado en este periplo:

  • #closasegurosconeldeporte @closa_seguros siendo mi patrocinador tantísimos años
  • @spiuk_official
  • A @ciclismoyrendimiento por aguantar todas mis consultas
  • A @triluarca por sus consejos y su tiempo
  • A @tamalpaissl consiguiéndome un casco nuevo en poco tiempo
  • A @trifanatics y @quintanarootri por ayudarme con la compra de la pedazo de cabra que me ha hecho volar y de nuevo sentirme fuerte en la bici
  • Y por supuesto a @anaclosa por seguir aguantándome día a día

martes, 18 de julio de 2017

Prueba de las nuevas Spiuk Profit R



Dentro de la nueva línea PROFIT que Spiuk comenzó hará casi un año faltaba sin duda su máximo exponente, el calzado.

El departamento de diseño ni corto ni perezoso se puso a ello y quiso evolucionar lo mejor que sabían hacer, la Spiuk 16RC de 2016 con suela de carbono RXL2 y convertirla en un producto orientado a competir con lo mejor del mercado.

¿Qué han hecho? Si leéis antiguas entradas mías como las de las Spiuk Trivium C y su prueba de larga duración entenderéis que se han quedado con sus puntos fuertes y se han puesto en manos de BOA para hacer un ajuste de todo el upper espectacular.






La antigua 16RC o su hermana de montaña y la Trivium comparten la suela de fibra de carbono RXL2 con refuerzos en forma de nervadura en la transición al talón añadiendo rigidez permitiendo reducir el peso consiguiendo un conjunto muy ligero y con poca “plataforma” en la zona de apoyo de las calas, haciendo que el tacto sea muy directo con el pedal. Además, tiene tacos intercambiables tanto en la puntera como el talón evitando las peligrosas caídas al “echar un pie a tierra” o caminar.

Dentro, en la zona de la suela interior, se ha mantenido aquello que les venía funcionando, las suelas intercambiables especiales tipo rejilla para verano y más cerradas para invierno (COOL y WARM).





Es en el upper donde sin duda se ha producido el gran cambio ganando presencia las ruletas del sistema BOA IP1, su tope de gama, con ajuste milimétrico (de milímetro en milímetro que al desdoblarse en dos giros es el equivalente a un ajuste de 0.25mm) de doble sentido y con apertura rápida. El uso de un sistema que permite este ajuste hace necesario un rediseño de toda la parte superior de la zapatilla ya que en vez de tirar del tejido directamente lo que podría provocar arrugas se hace a través de los diversos refuerzos internos que tiene (inner fitting shell) haciendo que sea una carcasa superior forrada la que soporta los esfuerzos.




Cuando uno tiene en sus manos el zapato se da cuenta de que todo ha sido pensado para garantizar un ajuste preciso, la lengüeta tiene unos pliegues para evitar que existan arrugas haciendo que en la larga distancia salgan rozaduras o molestias, el anclaje de las ruletas y de los puntos donde gira el cable está reforzado con doble costura y toda la puntera se ha rediseñado.

Una vez calzadas y con las calas colocadas la sensación es la de tener un zapato completamente fusionado con nuestro pie que le dota de rigidez en cualquier movimiento sin llegar a oprimir nada. Es interesante que tras 5 horas de esfuerzo continuado con numerosos cambios de ritmo, postura y circulando de pie no hay marcas de presión sobre el empeine, síntoma de que es el upper el que envuelve al pie y no unos cierres los que presionan puntualmente. Además, dado que a lo largo del recorrido suele ser interesante reajustar el apriete éste se hace haciendo girar la ruleta sin tener el típico problema de que el pie se queda suelto y se recoloca al aflojar un velcro o un anclaje micrométrico, ahora basta un pequeño giro de muñeca y problema solucionado.

En cuanto a los colores sigue la estética de toda la gama PROFIT con el color negro con dos rayas una blanca y la otra verde. Sin embargo, han querido tener una pequeña concesión y han sacado también el color blanco.

Lo único que le echo en falta son las ranuras de memoria para las calas tipo Look Keo (también Exustar) que consiste en una ranura oblonga en el centro de los tres tornillos que sirve para dejar situado un tornillo con un enganche y así poder reemplazar la cala. Hay que pensar que teniendo un producto de esta calidad más de un ciclista machacará sus calas antes que los zapatos y se verá obligado a reemplazarlas, este sistema permite sustituir la cala sin riesgo a colocar la nueva en una posición errónea.

Por último, he querido mostrar en las fotos también a la Spiuk Trivium C que me ha acompañado entrenando durante un año (15000km) para ver todo lo que puede dar potencialmente esta zapatilla, basta fijarse en el increíble estado de conservación de la suela y del upper, donde no se aprecian roturas ni desgaste y tan sólo unas ligeras marcas de una gran caída y otras de roce debido a malas posturas.








En fin, por menos de 230 € tienes unas zapatillas de bici que sonrojarían a cualquier otro competidor de alta gama como Sidi, Specialized o Bontrager que están todas por encima de los 300 € y que además te van a durar varias temporadas la Profit R para carretera o la Profit M en su versión de MTB son tu elección.



miércoles, 30 de noviembre de 2016

Las Gafas


Dentro de los complementos del ciclismo y del triatlón salvando los cascos y el calzado quizá las gafas sean el complemento más importante. Sin embargo muchas veces no le damos la importancia debida.

Las gafas cumplen 4 funciones y que algunas no son tan obvias como otras; proteger contra impactos, frente a la luz, contra el sudor y mejorar la visión.

La principal, es la de proteger nuestros ojos contra impactos y las inclemencias del tiempo. Unas buenas gafas tienen que resistir golpes de insectos, piedrecitas, lluvia, granizo o arena que salta. Esto es crucial porque nos podemos quedar sin visión y tener un accidente.

Además, si nos caemos o sufrimos un accidente han de protegernos tanto del impacto como de ellas mismas. Si rompen por una caída o un golpe mayor han de evitar que nos dañen los ojos, por lo tanto han de ser con cristales inastillables de policarbonato y con patillas y monturas que se rompan sin clavársenos. Por eso mismo no son recomendables los cristales de vidrio o las patillas metálicas, es más importante cómo se rompen a que soporten el impacto.

La protección contra la luz es contra la ceguera a medio (como la ceguera de la nieve) y largo plazo que sufrimos por una larga exposición a los rayos solares, por eso es importante llevar un tipo de lente que no sólo sea de color oscuro, sino que tenga una protección certificada CE de la protección frente a los rayos Uv y  adecuada a los niveles de luz. Unas gafas sin filtro UV y que sean oscuras son mucho peores que no llevar nada ya que al ser oscuras nuestra pupila se dilatará y el daño será mayor.

Siendo de menor importancia está la protección contra el sudor ya que una montura adecuada colabora con las cejas evitando que el sudor entre en contacto con nuestros ojos. El sudor, cargado de sales acaba irritando los párpados y los ojos haciendo que estemos incómodos. Una incorrecta elección de las gafas puede hacer que el sudor cruce por los cristales dejando un reguero de sales que dificultará la visión cuando se seque o rayándolos si tratamos de limpiarlos en seco.

Dentro de esto, es muy importante el estudio aerodinámico de las gafas ya que en días soleados cuando estomos subiendo puertos podemos sudar haciendo que cuando bajemos el puerto y sigamos transpirando se produzcan condensaciones en forma de vaho debido al contraste térmico. Para evitarlo no sólo basta con elegir una lente con un tratamiento antivaho sino que un correcto diseño aerodinámico hará que se cree una pequeña recirculación arrastrando el aire saturado de humedad fuera del remanso tras el cristal. Sin embargo, hay que tener cuidado con excedernos ya que podríamos provocar un lacrimeo e incluso la entrada de polvo o lluvia. Para esto se suele optar con monturas pegadas a la frente y con la parte inferior separada de la cara, se evita la caída del sudor, se bloquea la entrada profusa de aire pero se permite la ventilación por depresión y la caída del sudor por gravedad.

Por último, está la función de mejorar la visión. En condiciones de poca luz o niebla es aconsejable usar lentes amarillas o naranjas que acentúan el contraste haciendo que veamos con mayor nitidez, esto es especialmente útil en el ciclismo de montaña o en el esquí. Las transparentes son adecuadas para las noches e incluso con fuerte lluvia, ya que permiten el paso de la luz y evitan impactos.  Las oscuras son necesarias en los días de sol y las espejadas son para ambientes extremos tanto por duración como por reflejos, algo típico de alta montaña, esquí y mar.

Dentro de esta categoría, ya por comodidad, están las lentes polarizadas y las fotocromáticas. Las polarizadas básicamente actúan como unas lamas o persiana horizontal bloqueando la luz directa del sol o de reflejos del mar o el asfalto. Las fotocromáticas son sin duda mis predilectas para la práctica del ciclismo de fondo, se adaptan a las condiciones cambiantes del clima cuando vas a subir puertos, cuando vas a estar muchas horas en la carretera y puede oscurecer o cuando el día no sabe si decide llover o estar soleado. Éstas normalmente están alterando entre una protección 1 al 3.

En función del tipo de lente, en Europa se distinguen 5 categorías habitualmente según la EN-1836 que son:

Categoría
Transmitancia
(paso de luz)
Uso
Restricción conducción
Color
0
3-8 %
Nublado/nocturno
No
Transparente
1
9-18%
Nublado/lluvia
De noche
Amarillo/naranja/gris
2
19-43%
Soleado
De noche
Oscura
3
44-80%
Soleado fuerte
De noche
Más oscura/ciega
4
80-100%
Nieve y extremo
Prohibidas
Espejada

Dentro de todas las posibilidades que nos brinda Spiuk podemos optar por gafas de uso recreativo con montura cerrada orientadas a un uso urbano y casual donde prima la estética como la Neymo, Halley y Bungy (para niños). Son gafas con un look favorecedor tanto para caras anchas como estrechas y un diseño atemporal sin perder su función esencial.

Luego estaría el grupo “Enthusiastic” integrado por la Ventix, Binomial y Spicy con gran variedad de monturas y lentes, incluso con fotocromáticas.

Por último las Mamba con diseño minimalista y ergonómico y las Arqus, tope de gama de Spiuk orientadas a los rigores de la competición. Ambas con lentes intercambiables, opciones de polarizadas e incluso fotocromáticas Lumiris II, las lentes que sólo necesitan 8 segundos para oscurecerse totalmente y menos de 60 para aclararse.



Tampoco os olvidéis de visitar la web de 
Spiuk


<
Siguiente>>


jueves, 3 de noviembre de 2016

Novedades Unibike 2016 (II): ROTOR 2INpower el potenciómetro de los biomecánicos




He de confesar que al principio no lo entiendes, un potenciómetro que está un 50% por encima del precio de entrada de los potenciómetros del mercado. Luego te das cuenta que una cosa es medir potencia y otra distinta es sacarle partido a un producto diferente a lo que hay en el mercado. Es como tratar de comparar un gps con un clásico cuentakilómetros.

Desde antes del año 2000 se está trabajando con sistemas de medición de potencia para mejorar el entrenamiento y la competición de ciclistas y triatletas, pero no ha sido realmente hasta esta década donde se ha producido el verdadero boom.

Actualmente en el mercado hay diversos sistemas de medición según donde estén localizados, los hay de buje, de pedales, de bielas, de platos y de araña. Dentro de estos los hay que dan la potencia total, los que calculan la potencia de una pierna y estiman la de la otra, los de que calculan por separado cada pierna y los que estiman la potencia.

Sin embargo, ROTOR, auténtico especialista en sus famosos platos Q-rings no se ha querido quedar ahí, ellos conocedores como nadie la pedalada de un ciclista han querido hacer un producto que no sólo sirva para calcular la potencia entregada.

¿Cómo es el 2INpower?
El ROTOR 2INpower es la lógica evolución del ROTOR INpower lanzado en el 2015. Básicamente es un potenciómetro formado por 4 pares de galgas extensométricas, dos pares en el eje y dos en la biela, dispuestas opuestamente y con un acelerómetro alojado en el eje del pedalier. Por lo tanto toda la electrónica incluso las baterías están en la zona más protegida de la bicicleta, el eje dentro de la caja del pedalier, haciendo prácticamente imposible dañarlo. Es un sistema de construcción similar al buje de Powertap al estar la electrónica dentro de una masa calibrada en movimiento, aunque esta disposicón permite distinguir el esfuerzo en ambas piernas.

Es más, la masa añadida debido a la electrónica se encuentra sobre el eje de rotación, lo que hace que las masas rotacionales no afecten durante el pedaleo. El único elemento que queda a la vista es la antena y la conexión para recargar la batería.

Quizá la mayor complejidad que hay, aparte de empaquetar la electrónica en un hueco tan pequeño y garantizar la estanqueidad, es la precisión de la medición de las deformaciones el resto de la secuencia - tensiones - par aplicado - potencia es sólo matemáticas y un acelerómetro. Sin embargo, ROTOR, al ser su propio fabricante de sus componentes de aluminio de precisión aeronáutica no se enfrenta a los problemas de los que acaban de llegar a este sector.

La mayoría de sistemas se basan en la medición de un par de galgas extensométrica para saber el par, pero sin estar colocadas de forma opuesta, eso hace que si hay una variación de temperatura el material se deforme provocando medidas incorrectas. Esto obliga a que lleven un software de cálculo para estimar el efecto de la temperatura. ROTOR, al llevar el sistema de galgas opuestas hace que corrija automáticamente las variaciones de temperatura.

Sin embargo, ROTOR no se queda ahí, al llevar un acelerómetro no sólo podemos saber la posición exacta, sino medir las variaciones de velocidad dentro de una misma pedalada completa. Esto hace que el potenciómetro sea preciso incluso usando platos ovalados, algo que a la competencia se le atraganta.

¿En qué es diferente?
Muchos nos estemos preguntando, ¿y qué? Yo mismo era escéptico, conectas tu ciclocomputadora o tu ordenador al potenciómetro y almacena tus datos de potencia, par y cadencia con la precisión que te permite el sistema de archivos cada segundo, 1Hz, (los tipo .FIT, .gpx o .TCX). Luego obtenemos el archivo en el formato que deseemos para analizarlo.

La ventaja real del 2INpower al localizar el punto de medición en el eje frente a los pedales o el pedalier trasero es que sabemos con exactitud la posición de las bielas. Gracias a esto se puede representar, en su software de ordenador, tanto la fuerza (o par) realizada por cada pierna en tiempo real, como la realizada por las dos piernas de manera conjunta.

Esta información resulta muy interesante a la hora de conocer el balance real, para saber si se está ejerciendo más fuerza con una pierna que con otra, y también permite analizar la parte de atrás de la pedalada, para saber si estamos dejando la pierna muerta o si por el contrario estamos tirando hacia arriba con las calas.

Como vemos, ROTOR lo hace al revés, su objetivo no es tener un potenciómetro, eso es lo fácil. Su verdadero objetivo es tener una herramienta que complementa a la perfección sus platos y que nos permite seleccionar la posición ideal que hace que podamos sacar el máximo partido a nuestro esfuerzo. Es con su complemento del software donde ROTOR lo da todo y donde debido a sus limitaciones de construcción nadie puede llegar.

El software
Te subes al rodillo y mediante su software propio ROTOR INpower 2.0, puedes ver rápidamente cómo pedaleas.



Primero te encuentras un modo básico, en el que ves la potencia y la cadencia de cada pierna a lo largo del tiempo, con la instantánea y la promedio. También te proporciona datos interesantes como el equilibrio en cada pierna, la efectividad del par y la suavidad del pedaleo.



Además, cuenta con un modo avanzado, TORQUE 360 donde ver una representación gráfica de nuestra pedalada con los puntos donde alcanzamos la mayor fuerza (con empuje en positivo) y las taras que tenemos, como puede ser la contribución negativa al pedaleo en la zona de subida. Obviamente se puede hacer para la contribución conjunta.



Ya sólo por esto, incluso usando platos redondos, estamos ante algo que no hay en el mercado, es fiable ya que no le afecta la temperatura, preciso porque su fabricación es la más avanzada y nos permite corregir y entender muchos de nuestros defectos que si los corrigiéramos obtendríamos más por el mismo esfuerzo. Sólo por esto merece la pena.

Sin embargo, no se queda ahí y donde realmente ya lo hace un producto diferente es gracias al acelerómetro y estas dos herramientas que lo complementan:

El OCA, (Optimum Chainring Angle), que es el ángulo en el que se encuentra el baricentro de la fuerza ejercida durante una pedalada completa, resulta especialmente útil para los usuarios de platos Q-Ring, puesto que da información sobre el ángulo óptimo de orientación. Éste se representa también en el modo avanzado.

El OCP (Optimum Chainring Position) nos indica exactamente la posición OCP en la que que orientar los platos para sacar el máximo beneficio de ellos.

Por todo ello, ROTOR utiliza, a parte del protocolo estándar para ser compatibles con cualquier monitor ANT+/BLE del mercado, que reciben datos a 4Hz y los guardan a intervalos de 1 segundo, un protocolo propio que les permite mandar información más rápida (a 50 Hz, cada 0.02 segundos) y representar la pedalada. Esto hace que en una situación normal tengamos un punto cada 10 grados de giro. De hecho, están trabajando en una app móvil que permita almacenar los datos obtenidos al exterior con ese intervalo y luego volcarlos en un ordenador y analizarlos, algo que con sistemas típicos de biomecánico serían imposibles.

Por último, ROTOR no se olvida de los INpower que funcionan a una sola pierna, conociendo nuestro verdadero desequilibrio entre pierna derecha e izquierda podemos corregir la estimación que hace el INpower y así nos dará datos más precisos algo que con la competencia no se puede.

Otros datos
El 2INpower a diferencia del INpower cuenta con una batería que tiene una duración de hasta 250 hours y soporta unas 300 recargas sin perder capacidad. Transmite por ANT+™ and Bluetooth® Smart.

El INpower usa una pila estándar AA que se puede cambiar con facilidad. Además sólo transmite por ANT+.

El peso es de 645g sin platos (con formato 110BCD).

No os olvidéis que cada vez que hacéis click sobre el anuncio que hay arriba de la página google contribuye al mantenimiento de esta web con 10 céntimos.











Tampoco os olvidéis de visitar la web de ROTOR